Tercer día SEFF 2018

El silencio de otros (2018). 95 min. España. Dirección: Almudena Carracedo, Robert Bahar. Fotografía: Almudena Carracedo. Documental.

 

Comenzamos la tercera jornada con el primero de dos documentales que ocuparon nuestra nueva visita al SEFF 2018. Apadrinada por la productora de Pedro Almodóvar (La piel que habito, Julieta), se retratan varios asuntos que tuvieron una relación subliminal entre ellos y, en suma, ante nuestro sistema político anterior, la Dictadura franquista, que parece no haber desaparecido todavía. Enumerados: desde las fosas comunes, con sus familiares en busca de reparación y descanso, pasando por las torturas policiales de “Billy el Niño“, hasta la desaparición (y robo) sistemática de bebes, en coacción con algunos estamentos de la Iglesia española. Dibuja, todo ello, un pasaje desolador.

Una visión panorámica que no es acompañada por el propio dispositivo fílmico, por la calidad técnica final del documental, por su narrativa poco equidistante, tomando demasiado parte en el asunto tratado, y por la constante búsqueda de lágrima fácil. Por todo esto, nos encontramos en la diatriba de valorar un documental o bien por lo qué cuenta, demasiado vergonzante y cruento, o valorar cómo lo cuenta, mediante un estilo puramente televisivo, con su máximo exponente Évole como gran referencia estético-formal.

Si nos quedamos con el mensaje, merece mucho la pena su visionado (y audición), sobre todo para interesados, negacionistas y escépticos de la memoria histórica, o de la llamada transición modélica. Asuntos que en definitiva se deberían conocer, las historias de los personajes-activistas y sus contextos. Por contra, si asumimos que las formas de un documental son de igual o mayor importancia, hablando siempre desde una crítica honesta, nos encontramos con un documental que no sería de gran fascinación estética, ni la de aquellos que exigen al dispositivo cinematográfico que sea más que un mero soporte, el contenedor, de historias. Aunque hoy, quizá sea el día de poder hacer una excepción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *