Tercer día SEFF 2018 (II)

La ciudad oculta (2018). España. Dirección: Víctor Moreno. Documental.

 

En nuestro segundo documental, o en este caso documental ficción, de la jornada, dedicada a este género, nos topamos con esta obra que navega dentro del testimonio visual y la ficción compositiva, en forma de ciencia ficción. No sería de extrañar que cineastas como Ridley Scott (Prometheus, The Martian) vieran con buenos ojos, y cierta envidia, el logro de alguno de sus planos o secuencias rodadas en las cloacas de la ciudad de Madrid, acompañados, por supuesto, de sus sonidos.

Porque el mayor logro es ese, el alcanzar cierta belleza visual-sonora en alguno de los pasajes que escudriñan las entrañas de la capital del Reino. El uso y alteración  de la imagen, realizando capas de sentido abstracto, para que sea el espectador quien cree su propia narrativa, acompañado de una incesante e intensa masa sonora, para trasladarnos a otros lugares experienciales, son su mejor baza.

Por otro lado, su defecto es lo extenso de su metraje, pensamos que con una duración menor hubiera sido suficiente, es decir, hay muchos manos que no aportan más allá, por reiterativos, o bien no conectan muy bien con el tono general (la secuencia de los animales e insectos por las tuberías o las bacterias del final), o finalmente, porque se salen completamente de la narrativa, como aquellos planos exteriores de un accidente de tráfico. En conjunto, se nos hace una película pesada, a pesar de su impresionante calidad técnica, esta se va diluyendo a través de la narrativa por un camino sin mucho sentido.

A pesar de que pueda ser considerada como una película no-narrativa o experimental, toda cosa que ocurra en el campo físico, que pueda ser captado por los sentidos, está transmitiendo un relato, quiera esta cosa o no. Es por ello que su extensión no le hace ningún favor al relato.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *