Segundo día SEFF 2018

Shéhérazade (2018). 109 min. Francia. Dirección: Jean-Bernard Marlin. Fotografía: Jonathan Ricquebourg. Reparto: Dylan Robert, Kenza Fortas, Idir Azougli.

En nuestro segundo día de festival comenzamos con otra producción francesa (recordemos que la primera fue Non-Fiction). Al contrario al film de Assayas, esta vez nos topamos con una pequeña decepción. No es que en sí sea una mala película (admito que entré recomendado por fuentes de las que considero autoridad en la materia, también que fue galardonada con el Jean Vigo); pero nos recuerda demasiado a otras películas de corte film-made-for-festivals donde se realiza una mezcla entre contenido social, redención de parias, cámara nerviosa y montaje (imagen, luz y sonido) trepidante. Nos quedamos con pequeños detalles como el uso de la luz (o contraluz) en determinados momentos de la película; pero son solo eso detalles, posteriormente, a la hora de analizar esas decisiones de dirección no tienen un fuerte impacto en el posterior aspecto formal general o algo que aporte directamente a la narración de la historia.

Uno de los detalles que más gustaron fue el uso de grandes piezas históricas de música clásica, al igual que realizaba Robert Bresson para redimir a sus personajes (recordemos Un condamné à mort s’est échappé ou Le vent souffle où il veut) o Pier Paolo Pasolini, de igual manera en muchos de sus filmes, se hace un uso no artificial y con mucha mesura de estas piezas musicales. Sobretodo, buscando los momentos piano de las piezas como un arreglo a un estado de transición de los personajes. Sin tener que usar, como erróneamente se realiza en muchas decisiones de dirección, los momentos de “masa sonora” como fingimiento de trascendencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *